Quieres hablar con DIOS?


Cada día resulta más fácil comunicarse con los hombres; pero, ¿y con Dios?.
Aquí tienes ocho reglas para llamarle y contar con Él, cuando desees:
1. Marca el prefijo correcto. No a lo loco.
2. Una conversación telefónica con Dios no es un monólogo. No hables sin parar, escucha al que habla al otro lado.
3. Si la conversación se interrumpe, comprueba si has sido tú el causante del corte.
4. No adoptes la costumbre de llamar sólo en casos de urgencia. Eso no es trato de amigos.
5. No seas tacaño. No llames sólo a las horas de "tarifa reducida", es decir, cuando toca o en fines de semana. Una llamada breve en cualquier momento del día sería ideal.
6. Las llamadas son gratuitas y no pagan impuestos.
7. No olvides decirle a Dios que te deje en el contestador todos los mensajes que quiera y cuando quiera.
8. Toma nota de las indicaciones que Él te diga para que no las eches en olvido.
Si a pesar del cumplimiento de estas reglas la comunicación se torna difícil, dirígete con toda confianza a las oficinas del Espíritu Santo. Él restablecerá la comunicación.
Si tu teléfono no funciona, llévalo al taller de reparación que lleva por nombre "Sacramento del Perdón". Allí todas las reparaciones son gratuitas y tienen una garantía de por vida.Que Dios te cuide, te proteja y te guarde en la palma de su mano, siempre.
Desconozco su autor

3 comentarios:

Nataly dijo...

Clari que hermoso blog!!! lleno de amor y enseñanza, me ha encantado visitarlo, es precioso!!! te felicito...Besitos!

Cecy Ale dijo...

Clarissa,
Muuuuuuuuuy bonito escrito, me encantó, la verdad es cierto, debemos de acercarnos a Dios y tener siempre una relación personal con él, conversar con él, y eso nos ayuda a tener paz, confianza y la seguridad de que si Dios esta con nosotros, ¿quien contra nosotros? Un abrazo para ti.

Jenny dijo...

Hola clarisa que bello blog tienes, me gusto mucho, Dios te bendiga mucho...te invito al mio.un abrazo de osin para ti.

Publicar un comentario

gracias por tus palabras de amor.